<indietro

 

La basílica de San Pedro
Un ejemplo de arquitectura italiana
por Nataly Bandel; modificado y transcrito por
Gerardo Pino Betancourt


¿Que es basílica?

Basílica se le llamaba al edificio que servia en Roma para la contratación y administración pública
Después, desde el siglo IV al XI, se le dio este nombre a las iglesias cristianas construidas, con algunas modificaciones de detalle, por el plano de las antiguas basílicas
Actualmente, basílica, como termino de arte, no es mas que una expresión figurada que se emplea para designar las iglesias católicas de vastas proporciones, sin distinción de las épocas de su construcción.

Basílica de San Pedro en el Vaticano

La Basílica de San Pedro es el mayor templo de la cristiandad. Se encuentra situado en la orilla del Tiber, dentro de la ciudad del Vaticano. El Vaticano es la sede de la iglesia católica y la residencia del Papa. Desde el vaticano el Papa gobierna a la Iglesia universal. Aquí vienen los obispos y peregrinos del mundo entero, unos para reunirse con el Papa, otros tan solo para tener la dicha de poder rezar con el en señal de comunión y amor.

Historia de su construcción

Toda obra gana en comprensión cuando sabemos algo de la persona o personas que la proyectaron y/o realizaron, ya que de su carácter se desprenden los motivos que impulsaron a realizarla. Su vida nos da una idea del objeto creado.
La basílica de San Pedro es uno de los ejemplos dentro de la arquitectura italiana que sufrió grandes cambios a lo largo de su construcción. Cabe destacar que fue una de las iglesias que se comenzó a construir en el renacimiento y culminó en el barroco, haciéndola así perteneciente al último período mencionado.
En el 67 AD San Pedro Apóstol fue crucificado en el circo del emperador Nerón, en cuyos espectáculos se martirizaron muchos cristianos. El lugar exacto de su crucifixión fue guardado por la tradición. Muy cerca del circo de Nerón, los cristianos enterraron a San Pedro.

En el año 90 el Papa S. Anacleto construyó un pequeño oratorio sobre la tumba de Pedro.
Por razón de ser el lugar del martirio del Primer Papa, allí se edificó la antigua Basílica de San Pedro que comenzó con Constantino en el año 323 y se terminó después de su muerte.
En 1452 el papa Nicolás V decidió reestructurarla y confió dicha tarea a Bernardo Rosselino. Tras el fallecimiento del papa, en el 1455, las obras fueron interrumpidas casi por completo hasta la época del Papa Julio II.
En 1505 Julio II decide demoler por completo la antigua iglesia y la construcción edificada por Rosselino, y construir una nueva. Para ello se convocó un concurso el cual fue ganado por Bramante.
En 1506 se puso en marcha la construcción de la nueva basílica concebida por Bramante con una planta de cruz griega y una gran cúpula central; sin embargo, a su muerte, en 1514, solo se había logrado edificar los cuatro pilares centrales con sus respectivos arcos de unión. Estos últimos condicionaron todas las sucesivas intervenciones.
El sucesor de Julio II no le llamaba la atención ni la arquitectura ni la escultura, sola la pintura, es por ello que contrata al pintor Rafael para que continuara la iglesia.
Todo el conocimiento de Rafael, acerca de arquitectura, lo obtuvo de Bramante. Alzó un par de columnas y continuó con la bóveda de Bramante. También planteo la planta de cruz latina. No se llevó a cabo por ser muy costosa y porque requería muchas piedras.
Después de la muerte de Rafael en 1520, se paraliza la construcción de San Pedro.
En 1527 con Clemente (1523-1534) tuvo lugar el "saco" de Roma donde se destruyeron los informes de la nueva basílica al igual que gran parte de la construcción.

Tras la muerte de Clemente, fue nombrado como nuevo Papa a Paulo III (1534-1549) quien confía la construcción de la Basílica a Antonio Da Sangallo. Su diseño consistía en una planta de cruz griega parecida a la de Bramante. Sangallo tuvo que dejar varias veces la obra para atender otros proyectos y en uno de esos murió, en 1546.
Una vez más otro proyecto para San Pedro queda abandonado, pero con la ventaja de que lo que se alcanzó a construir decidió para siempre los volúmenes interiores de la Basílica, el nivel del pavimento quedó determinado y así formó las criptas. Además reforzó los pilares de Bramante con el fin de evitar la generación de grietas.

Con Pablo III, en 1547 se le dio a Miguel Ángel la dirección de todas las obras de San Pedro. Miguel retoma de Bramante la forma de la cúpula pero abandona las dos torres de los extremos. Su diseño se vio limitado por los trabajos existentes de Bramante y de Sangallo. A la muerte de Miguel Angel, en 1564, se había logrado terminar el cuerpo cilíndrico que sirve de base a la cúpula (el cimborrio).
Con Sixto V (1585-1590) se llevo a cabo el traslado del obelisco egipcio al centro de la plaza de San Pedro.
Clemente VII (1592-1605) reanudó la obra de la basílica. Consiguió que el arquitecto Della Porta trabajara para él. Porta aprendió de arquitectura con Miguel Angel. Sobre él recayó la misión de colocar la cúpula concebida por Miguel Angel.

En 1606 Pablo V entregó la dirección de la obra a Carlo Maderno quien cambio el diseño de Bramante y Miguel Angel, que era de forma de cruz griega en otra de cruz latina a la que añadió tres arcadas y el pórtico de l a entrada. En los próximos veinte años Maderno construyó la fachada barroca para completar la obra. Muere en 1629
En 1626 Urbano VIII (1623-1644) consagró la Basílica y en 1629 nombro como arquitecto de la Basílica a Gian Lorenzo Bernini. A este se le encargo la tarea de diseñar el baldaquino.
Alejandro VII (1655-1667) le ordenó a Bernini que trazara un esquema para las grandes columnatas de frente a la basílica, que fueron concluidas en 1666.
La actual Basílica se construyó en 176 años (1450-1626). Con una longitud de 186 metros, una superficie de 15160 m2 y con una cúpula a una altura de 119m.
Para la autora de este trabajo la basílica de San Pedro es un templo impresionante de magnificas proporciones, lleno con un numero casi infinito de obras de arte y fieles demostraciones de grandes arquitectos los cuales dieron lo mejor de sí para tratar de culminar una composición la cual a los ojos de muchos no es buena pero ella piensa que es espectacular y que representa al Vaticano con una inmensidad única.


En su opinión lo mejor trabajado es el estilo y arte barroco ya que la construcción de San Pedro culminó en este periodo y fue este el capaz de unificar como un todo al conjunto de piezas que se habían diseñado y construido anteriormente. Ella cree que es un estilo bastante complejo que particularmente le llama la atención.
Se debe recordar que la creación de la basílica, tuvo un fin práctico, el de tener una capacidad de veinte mil personas en la nave y el crucero, así como también un fin de proselitismo, para demostrar el triunfo de la Iglesia.
Hoy en día es uno de los sitios más visitados del mundo.

Bibliografía

LEES-MILNE, James, San Pedro de Roma, Historia de la Basílica. Editorial Noguer, Barcelona, España. 1967.
WITTKOWER. R. Gian Lorenzo Bernini. 1955.
RISEBERO, Bill, Historia Dibujada de la Arquitectura. Celeste Ediciones, Madrid, España.1995.
Los arquitectos del Vaticano. Disponible en:
http://www.telecable.es/personales/angel1/apuntes/html/arqbar/node1.html
Vaticano. Disponible en:
http://www.catolico.org/lugares/italia/vaticano/a_vaticano1.htm#vaticano1,%20end
Vaticano. Disponible en:
http://vaticano.s5.com/

<indietro