<indietro


Universidad Simón Bolívar.


La Torre de Pisa

Por Carlos López Gramcko y Francisco Urea,
con unos aportes suplementarios por Carlos A. Barberi R.

 




presentación
Power Point
 

  Índice
  1    Introducción
  2    La ciudad de Pisa
  3    Antecedentes Históricos de la Ciudad de Pisa
  4    Conjunto Catedralicio de la ciudad de Pisa
  5    La Torre de Pisa
  6    Características Generales
  7    El arquitecto de la torre
  8    Construcción
  9    Inclinación de la torre
 10    La historia del Cuadrado Catedralicio escrita en el subsuelo
 11    Modificaciones e Intervenciones
 12    Conclusiones
  Bibliografía
  Aportes suplementarios por Carlos A. Barberi R.

 

I.- Introducción.

La cultura italiana se ha expandido por todo el mundo a través de la historia. Sus manifestaciones culturales han hecho mella en el día a día de otras culturas. Alrededor del mundo se prepara la famosa Pizza y la Pasta, los Vinos italianos son muy reconocidos internacionalmente, entre otros elementos característicos de este país europeo.

En Italia se concentra una gran cantidad de monumentos históricos y artísticos de Europa, lo que desencadena el desarrollo de una actividad turística muy importante. La arquitectura y las artes tuvieron mucho auge en Italia, en un comienzo con las construcciones y edificaciones del Imperio Romano, seguidos de las realizadas durante el Renacimiento y demás movimientos que tuvieron lugar a lo largo de la historia.

Las construcciones con motivos religiosos fueron una de las más difundidas, miles de iglesias se levantaron en Italia y muchas de ellas se encuentran entre los más grandiosos monumentos del mundo: el Vaticano, La Capilla Sixtina, La Santa María la Mayor, Conjunto Catedralicio de la Plaza del Milagro, entre otros. Este último monumento queda en la ciudad de Pisa y en él se encuentra la famosa Torre Inclinada de Pisa que no es más que el campanario de la Catedral.

La Torre de Pisa, además de ser un monumento de gran valor artístico, es un símbolo del país. La inclinación que presenta ha despertado mucha curiosidad desde sus inicios (durante la construcción ya incitaba inquietud a los lugareños y visitantes). Las causas del movimiento de la torre se desconocen, hay varias teorías en torno a ella y las intervenciones que se le han hecho para evitar que siga inclinándose e inclusive para enderezarla (hoy en día no se busca enderezar, sólo evitar el aumento de la inclinación) son muy numerosas.

Sin embargo, recientemente se aplicó unos nuevos trabajos en la Torre que garantizan que la inclinación no seguirá tomando cuerpo. Pero se mantienen las interrogantes referentes a las causas de la torsión.


II.- La ciudad de Pisa.-Antecedentes Históricos
La ciudad de Pisa se encuentra ubicada en la región central de Italia. Es la capital de la provincia del mismo nombre, en la región de la Toscana, a orillas del río Arno, próximo al mar de Liguria.


Figura No. 1. Mapa de Italia
Se cree que la ciudad es de origen griego, después de ser ciudad etrusca en época posterior. La creación de Pisa como ciudad se constató al ser dominada por los romanos en el año de 89 a.C. quienes hicieron de ella una importante base naval.
Alrededor del siglo IX d.C., la ciudad había adquirido ya gran poderío naval como baluarte Figura No. 1. Mapa de Italia. Carolingio contra las presiones de
los musulmanes.
En el siglo XI Pisa y su aliada Génova expulsaron a los sarracenos de las islas de Cerdeña y Córcega, y Pisa obtuvo enormes beneficios comerciales tras la Primera Cruzada, estableciendo colonias en Oriente.
Más tarde, las rivalidades comerciales entre estas dos ciudades navales provocaron la guerra en repetidas ocasiones, al igual que con Venecia.

Durante el siglo XII y comienzos del XIII Pisa mantuvo un gran poder comercial. Perteneció a la facción gibelina durante todo el proceso de contiendas políticas que tuvieron lugar en Italia a lo largo de la baja edad media, a favor de los emperadores alemanes contra los defensores de los papas, güelfos, que liderados desde Florencia, pretendían controlar el comercio de Pisa. La ciudad quedó debilitada con el hundimiento de su flota por parte de los genoveses en la batalla de Melovia, en 1.284; a pesar de algunas victorias en tierra, en el siglo XIV, su poder militar resultó mermado.
Cedió Córcega a Génova y posteriormente Cerdeña a los aragoneses, desapareciendo prácticamente su imperio colonial. En 1.406 se rindió a Florencia. Recobró su autonomía en 1.494, pero en 1.509 cayó de nuevo bajo el control de Florencia.

En la actualidad la ciudad representa un nudo ferroviario, portuario y de carreteras de gran importancia para el comercio italiano.

La ciudad también es un punto de atracción turística muy importante y centro industrial de la región, en especial textil (maquinaria, alimentación, productos farmacéuticos y de fabricación de vidrio).

III.- Conjunto Catedralicio de la ciudad de Pisa.

La iglesia, el campanario, el baptisterio y el campo santo forman el conjunto catedralicio de esta ciudad toscana. La construcción de este conjunto se comenzó en 1.064, pero se prolongó hasta finales del siglo XII, aparte de la inclusión durante los dos siglos posteriores de numerosos elementos decorativos.

La torre de Pisa (campanario de la Catedral) es una obra de la arquitectura perteneciente al conjunto de obras de la Plaza del Milagro.

La Torre se encuentra al lado de la Catedral, entre el Área absidal y la porción sur-oriental. Aunque no es un caso aislado (organizaciones espaciales similares pueden encontrarse en otros edificios Italianos), esta es una colocación inusitada: normalmente, los campanarios se construyen cerca de la fachada o a uno de los lados de las iglesias.


Figura No. 2. Plaza del milagro

El edificio se encuentra en uno de los puntos más visibles de la plaza, justo en el empalme entre el lado y la vía de Santa María, una de las carreteras de mayor antigüedad de la ciudad. Originalmente, una carretera que seguía el curso de la vía de Emilia pasaba a la izquierda de la Torre.
Este camino, que pasaba hacia la parte este del templo y al costado del lado norte de la Catedral, se extendía más allá de las paredes urbanas, que iba hacia la llamada "Porta de Leone" o la Puerta del León. Además, la cercanía entre la Torre y el área absidal de la Catedral establece un diálogo formal entre los dos de edificios.

La Torre, gracias a su gran altura, era un punto de referencia visual, observable desde todas las áreas de la Piazza y probablemente desde el río Arno. De esta manera la Torre asumió la función tanto de conexión entre la ciudad y la plaza, Asentada en un área descentralizada del núcleo urbano como de señal, así como un símbolo autoritario del orgullo cívico y religioso de la comunidad pisana.

III.1.- La Torre. Características generales.


Figura No. 3. Parte Interna del
Campanario

La torre es una estructura que alcanza 14.500 toneladas y una altura de 60 m. desde las fundaciones del edificio al campanario. Las fundaciones anulares tienen un diámetro externo de 19.6 m. y el espesor de la pared en el primer nivel es 4.1m. A niveles más altos es 2.7 m.
El cuerpo central de la estructura se compone de un cilindro hueco, formado por una pared externa que encara sillares formados en piedra caliza blanca y gris de San Giuliano, una pared interior que encara también trabajos de piedra caliza y, entre estas dos paredes
trabajos de albañilería.
Dentro se encuentra una escalera en espiral, que, con 293 escalones, asciende hasta el sexto piso, donde el hueco interno termina en una bóveda con una apertura central para la entrada de luz, permitiendo el acceso al campanario y, en las áreas intermedias inferiores, las diversas galerías.
Las seis galerías, que forman la base del campanario, subdividen la Torre en ocho segmentos conocidos como Órdenes. El orden interno es decorado por una banda de arcos ciegos colocados sobre medias columnas.

La pared es interrumpida por estrechas ventanas arqueadas de lanceta y, al poniente, por la única puerta de acceso, una apertura rectangular planeada por un arquitrabe. Sobre el arquitrabe hay un arco con unos archivote trinchado descansando sobre dos capitales en la continuación de los muelles, formando un espacio conteniendo un busto de la Madonna y el Niño del siglo decimocuarto.

A los lados del portal hay frisos con decoraciones que muestran animales y bestias imaginarias. Estos, al costado de una representación singular de buques se piensa que pudiera tratarse de una representación del puerto Pisano, acompañan el epígrafe que conmemora la fundación del edificio. El campanario cilíndrico que concluye el edificio, de un diámetro menor que los pisos inferiores, sostiene una decoración externa compuesta de lunas abiertas y cerradas que descansan alternativamente sobre los pedestales y las columnas, bajo cada pedestal (sosteniendo dos lunas abiertas) hay una puerta, mientras las lunas abiertas se apoyan sobre columnas y forman las ventanas.

Figura No. 4. Decoración Interna de la Torre

El campanario se alcanza por medio de una escalera espiral estrecha, que a su vez permite el acceso a la cumbre de la torre por medio de una escalera en la pared.

El Arquitecto de la Torre

Una inscripción encontrada sobre la pared a la derecha de la puerta de entrada registra la fecha en que comenzó el trabajo de construcción de la Torre. Esta dice: D.C. MCLXXIV. CAMPANILE HOC FUIT FUNDATUM MENSE AUGUSTI (en el mes de Agosto de1174 D.C., se fundó esta torre de campana). Esta evidencia es confirmada en documentos fiables y por las crónicas contemporáneas de Bernardo Maragone, testigo de los hechos. sin embargo, En ninguna parte se registró el nombre del arquitecto. Esto ha conducido a una discusión larga, todavía en curso hoy, con respecto a la identidad del arquitecto del edificio, quien, siendo una personalidad de gran educación e importancia, se ha supuesto en diversos individuos conocidos por haber trabajado en la Piazza dei Miracoli en el duodécima siglo. Una antigua tradición fundada por el historiador Giorgio Vasari ha tendido a identificar el arquitecto de la Torre con Bonanno Pisano.

Historiografía más reciente ha reconocido a Diotisalvi -el arquitecto del Baptisterio- como el arquitecto de la Torre. La hipótesis de su intervención es corroborada por la presencia de un personaje del mismo nombre en un documento de 1.174, y sobre todo por las evidentes afinidades rítmicas y lingüísticas entre la estructura del Baptisterio y la de la Torre. La concepción dinámica de espacio arquitectónico y la doble estructura basada en una correlación interna y exterior es de hecho similar en los dos de edificios.

La hipótesis que deja el menor alcance para la duda, identifica que Biduino, quien vivía para la época en el área de Pisa, como el arquitecto de la Torre. Las decoraciones de la orden de sótano muestran similitudes notables con la mayoría del trabajo reconocido de Biduino. Sin embargo, la carencia de documentos comprobadores hacen de esto una atribución muy poco fiable. Así, a pesar de las hipótesis y las conjeturas de diversos niveles de confiabilidad, la identidad del arquitecto de la Torre pareciera, por lo menos por lo pronto, estar destinada a permanecer como misterio.

Construcción de la Torre.

Como los otros edificios en la Piazza, el campanario es el fruto de un largo proyecto de edificación, extendiéndose este por sobre dos siglos. Más que una sucesión de ideas y proyectos individuales, la estratificación histórica de los trabajos de construcción de la Torre parecen estar relacionados fuertemente a los problemas traídos por su inclinación progresiva. Sin embargo, hoy en día, no hay pistas enteramente confiables para encontrar la respuesta a las preguntas referentes a las fases y métodos de construcción de la Torre, su inclinación progresiva y, finalmente, la identidad de su arquitecto. Estas dificultades, principalmente relativas a la carencia de material documental y de edificios que puedan convincentemente compararse con la Torre, han ocasionado que este edificio sea tanto uno de los más famosos en el mundo como uno de los más problemáticos y obscuros: indudablemente esto se agrega a la fascinación que la Torre ejerce sobre visitadores y eruditos, pero a su vez conduce a dificultades en el estudio histórico del monumento y en el desarrollo de medidas a ser tomadas para asegurar su supervivencia. De todas formas, el análisis estilístico de la estructura y sus decoraciones, los pocos documentos en nuestra posesión y los diferentes intentos de "corrección" (es decir, ajustes al eje vertical de la estructura) confirman que las fases de construcción deben haber sido varias, separadas, de acuerdo a la hipótesis, por intervalos de diferente duración o por períodos de disminución del ritmo durante el trabajo de construcción.

La siguiente tabla presenta la evolución de la construcción:

Período Descripción de la fase de construcción
9 Agosto del año 1173: Los trabajadores colocan la fundación de piedras en una zanja circular sobre cinco pies de profundidad, sobre el terreno que consiste de arcilla, arena fina, y cáscara.
1178: Cuando la torre alcanza los tres pisos de altura la construcción se paraliza por razones desconocidas. Estudios modernos revelan que de no haberse interrumpido los trabajos, la torre seguramente se habría volcado.
1272: Recomienzan los trabajos de la construcción. Aproximadamente un siglo después de que la torre se comenzó. Inicialmente la torre presenta una inclinación al norte de 0.2 grados fuera de verticales, pero por 1278, cuando trabajadores alcanzan la séptima cornisa y la construcción para nuevamente (quizás por razones militares). La inclinación de la torre hacia el sur ya es de aproximadamente un grado.
1360: Sobre los próximos 90 años, la inclinación aumenta a 1.6 grados. Los trabajos en el campanario en sí comienzan por esta fecha. La inclinación ya es evidente. Los trabajadores que buscan corregir la inclinación agregan seis escalones desde la séptima cornisa hasta el campanario sobre el lado sur, mientras que solamente agregan cuatro escalones sobre el lado norte.
1370: La torre se completa oficialmente.
Inclinación de la Torre.-
El problema de la inclinación de la Torre es el aspecto que, sobre los siglos, ha fascinado y despertado la curiosidad de visitadores, eruditos y entusiastas de arte que rinde el edificio mundialmente famoso.

La inclinación de la Torre, tal y como se señala su evolución en la tabla anterior, se remonta a los comienzos de la construcción de la misma. A pesar de las evidencias de la inclinación la construcción se culminó, se desconocen las razones de por qué persistieron los trabajos a pesar de este factor tan importante y delicado para la seguridad de las personas que lo visitaran. Posiblemente, en aquella época no se analizaron estos riesgos de seguridad, ya algunos otros elementos del conjunto catedralicio se habían terminado, el campanario tenía que terminarse de igual manera. Demolerlo para luego comenzar de nuevo, no fue una alternativa. Siempre se trató de corregir la inclinación sobre la marcha.


Figura No. 5. Torre de Pisa
Los expertos han discutido largamente, en particular en el siglo XIX, sobre si la inclinación se ha producido como resultado de problemas de estática que surgieron durante la construcción de la Torre, en otras palabras, si la inclinación fue el resultado de un imprevisto, inevitable y progresivo hundimiento del terreno, o si constituyó un efecto conscientemente deseado por el arquitecto.

En el curso del siglo, XX las mediciones cada vez más precisas de la Torre junto con las investigaciones conducidas con diversos instrumentos en el subsuelo y con la investigación histórica ha permitido para la aparición de algunas certezas (aunque estas no pueden considerarse demasiado definitivas), como por ejemplo, lo que ahora parece seguro, que la Torre se concibió originalmente como un edificio derecho, pero que comenzó a inclinarse durante las fases tempranas de construcción.

La historia del Cuadrado Catedralicio escrita en el subsuelo.

Tratando de justificar la inclinación de la torre se han desarrollado numerosos estudios. Uno de los más certeros indica que la inclinación de la torre se debe a debilidades que presenta el terreno justificada por la diversidad de elementos y situaciones que sucedieron en el área previo a la construcción de la torre y del conjunto catedralicio.

Uno de los resultados del reciente estudio de fotografías aéreas es el descubrimiento de que, entre la segunda mitad del tercer milenio y el siglo VIII B.C., un río (de alguna manera conectado con el Auser - Serchio) corrió a través del Cuadrado, tocando el sitio que, muchos siglos después, fue designado para la construcción de la torre. Los primeros registros de presencia humana en el área datan del tercer milenio A.C. y los primeros registros de edificios estables datan del fin del siglo VIII B.C.

El período arcaico (siglos VII - VI A.C.)
Urbanización
Entre el fin del siglo VII y el siglo VI A.C., el área oriental del Cuadrado se urbanizó intensamente, involucrando la construcción de construcciones de piedra. En este período el lecho del río se había movido al este.

El período clásico (V-primera mitad del siglo IV A.C.)
La fundación del santuario
En la segunda mitad del V siglo A.C. el área nororiental del cuadrado amparó un complejo de edificios (Altares de sacrificio, cortes) constituyendo un santuario. En el curso del siglo IV A.C. pareciera que el complejo entero, que tenía también un grupo de estatuas votivas de bronce fue destruido por un incendio.

Alto período Helenístico (fin del IV, primera mitad del siglo III A.C)
La reestructuración y destrucción del santuario
Todas las áreas del cuadrado han mostrado evidencia sobresaliente de un área extendida de edificios. En el área recientemente excavada se han encontrado caminos en direcciones norte / sur y este / oeste. Esto puede ser relativo a la reestructuración del complejo de santuario. En el III siglo A.C. el área sufrió otro incendio.

Período Helenístico Tardío (segunda mitad del siglo III, primera mitad del siglo I A.C.)
Un área residencial
Durante el siglo II A.C. el área noreste del cuadrado estuvo sujeta a un radical programa reconstructivo. Esto condujo a la elevación de caminos y a la construcción de una serie de residencias, encontrados ambos al este de la Torre y en el jardín enfrente de la entrada al palazzo dell'Opera della Primaziale. El lecho del río se movió, en este período, a las áreas de Casa Bottari y el jardín de palacio del Arzobispo, que eran así imposibilitadas para vivir.

El período Imperial (segunda mitad del siglo I B.C., mitad primera del siglo III D.C.)
La reestructuración colonial
En el primer período Imperial, en la concordancia con la fundación de la colonia pisana (41-27 A.C.), el cuadrado, incluyendo el área adyacente de la Casa Bottari, estuvo sujeto a un nuevo ciclo de urbanización. Entre el fin del siglo primera y el comenzar del siglo segundo D.C. toda el área se mejoró y reestructuró, conduciendo a la realización de los pisos de figuras de mosaico ahora en el Museo dell'Opera.

El período clásico tardío (segunda mitad del sigo III - V siglo D.C.)
La destrucción del área
Los datos reunieron durante las excavaciones recientes en el área oriental del cuadrado sugieren algunos ejemplos de renovación de edificios entre los siglos III y V D.C. Después de esto una fase de destrucción cayó en el siglo V D.C., probablemente en concurrencia con el clima general de desorden creado por las primeras incursiones bárbaras. La construcción del octágono del baptisterio, encontrada en 1.836 en el subsuelo del patio interno del cementerio monumental, se supone entre los siglos V y VI D.C., aunque esto es incierto.

Alto período medieval (VI - VII siglos D.C.)
El cementerio Longobardo
En el siglo VII los terrenos del cuadrado parecen haber sido homogéneos, en que todos los sitios excavados ha mostrado tumbas de foso Longobardas. Uno de los edificios entre el Baptisterio y la Catedral, que surgió durante la excavación, puede también ser tentativamente fechado para este período.

Desde el período medieval al período moderno
La destrucción en el siglo XIX
El estructurado medieval del cuadrado se conserva, y así cae afuera del campo de estudio de la arqueología. Las investigaciones en la estratificación del subsuelo han ofrecido numerosas contribuciones al conocimiento moderno sobre el cuadrado, tal como la identificación de un rastro posible de paredes pre-urbanas y, sobre todo, la recuperación de edificios demolidos en la segunda mitad del siglo XIX: En la parte oriental del cuadrado la Casa dei Curati y la Casa del Capitolio; en la parte occidental, la Casa de lla Gabella, adjunta a los muros de la ciudad, y una casa privada. Con la demolición de estos edificios el cuadrado tomó el aspecto que ha conservado hasta nuestro tiempo.

De este estudio se puede inferir que el terreno se ha debilitado con el tiempo y es muy posible que no cumpla con las características necesarias para albergar la Torre. Por el Cuadrilátero Catedralicio han pasado un río, civilizaciones, un santuario, guerras, cementerios, demoliciones; en fin, un sin número de situaciones, especialmente el río, que hacen del lugar un terreno inestable y poco resistente.


Intervenciones:

Posterior a 1.370, fecha en que oficialmente se culminó la torre, se han producido numerosas intervenciones, inicialmente para devolverle la verticalidad, más recientemente con intenciones de suspender su progresiva inclinación pero sin intereses de enderezarla.

Fechas y descripción de la Intervención:

1655: Los trabajadores instalan las siete campanas que conforman el campanario, cada una de un peso de tres toneladas y media.
1:817: Dos arquitectos británicos miden la inclinación de la Torre mediante una plomada. Para la fecha se registra una inclinación de cinco grados hacia el sur.
1838: El arquitecto Alessandro Della Gherardesca excava una caminería llamada El Catino alrededor la base de la torre, para hacer visibles las fundaciones y bases de la torre.
1859: Mediciones hechas por el Francés Ruhault de Fleury dan a conocer que la excavación hecha por Gherardescás en 1838: conduce a un aumento serio en la inclinación. Como El catino yace sobre la mesa de agua en el lado austral, la excavación provocó una filtración de agua allí, conjuntamente con un aumento de medio grado en la inclinación.
1911: Medidas precisas de inclinación de la torre son tomadas usando un teodolito. Estas medidas se repetirán anualmente proveyendo un registro valioso de movimientos de torre en este siglo.
1928: Los funcionarios agregan cuatro estaciones de nivel alrededor de los asientos de la torre para ayudar a monitorear cambios en la inclinación.
1934: Los ingenieros instalan una serie de instrumentos para medir el torneo norte-sur y este-oeste de la torre. También perforan 361 hoyos en la fundación de albañilería e inyecta 80 toneladas de concreto. El propósito del concreto es fortalecer la albañilería, aunque el resultado es un aumento súbito en la velocidad de inclinación de la torre de 31 arco segundos. (Cinco arco segundos es equivalente a 1.5 milímetros de movimiento en la cima de la torre.)
1966: El suelo y la albañilería perforan las fundaciones y producen un modesta pero no insignificante aumento en el torneo de seis de arco segundos
1985: Diez arco segundos se agregan a la velocidad de inclinación después de errores en las fundaciones de albañilería y accidentalmente en el suelo.
1990: Con la torre que inclinándose naturalmente a razón de cinco de arco segundos al año, el gobierno Italiano decide cerrar la Torre Inclinada de Pisa, Molestando a funcionarios pisanos, quienes temen la pérdida de renta turística y el impacto resultante sobre la economía local. La clausura fue provocada por el desplome de la torre cívica de Pavia en 1989, que levantó temores por la seguridad de la torre.
1992: La Comisión de Pisa estabiliza la albañilería envolviendo tendones de acero revestidos en plástico alrededor la torre hasta el segundo piso. Esto cierra muchas rupturas y reduce la oportunidad de un desplome.
1993/1994: Los trabajadores vierten un anillo concreto temporal alrededor la base de la torre para servir como una fundación donde se colocaron contrapesos en el lado norte. Entre Mayo de 1993 y Enero de 1994, los equipos colocan abajo una serie de lingotes principales especiales de lance. En Julio de 1994, la torre se ha inclinado hacia el norte - que es la dirección deseada - un total de 52 arco segundos.
1:995: Después de decidir para reemplazar los feos contrapesos principales con un sistema anclado de cables, la Comisión de Pisa comienza a congelar el terreno con nitrógeno líquido como preparación para instalar los cables. Tan pronto como paran los congelamientos la torre comienza a inclinarse al sur a un valor de cuatro arco segundos por día. Esto comienza en medio de una noche de Septiembre, que los miembros de Comisión recordaran como " Septiembre Negro." La operación se sofrena inmediatamente, y la búsqueda una solución permanente continúa con mayor urgencia.
1996: En Marzo, los ingenieros exitosamente completan una prueba de un método de extracción del suelo para reducir la inclinación. El método requiere un taladro inclinado, que crea cavidades que suavemente cierran debido a la presión de la capa superior del suelo. Por diversas razones políticas la extracción real de suelo no sigue en marcha hasta casi tres años después.
1998: En Diciembre los ingenieros instalan cables temporales que pueden ser tensados para reforzar la torre si movimientos perniciosos ocurren durante los esfuerzos de estabilización.
1999: En Febrero, los ingenieros comienzan un proceso muy cuidadoso de extracción de suelo. Abriendo una docena de huecos en un espacio de solamente 18 pies, quitan suelo subyacente a una marcha sumamente conservadora de alrededor de cinco galones cada dos días. Hacia mediados de Junio, la torre ha inclinado hacia el norte por 90 arco segundos, equivalente a una pulgada en la cima, y continúa a moviéndose lentamente hacia el norte. Para el fin de Agosto la inclinación había disminuido casi 130 arco segundos (1.5 pulgadas). La respuesta de la Torre a la extracción preliminar de suelo ha sido tan positiva que para el 14 de Septiembre los trabajadores quitaron tres de los pesos principales en el anticipo de la remoción progresiva final de todos los lingotes durante la excavación. El próximo paso para la Comisión será aprobar formalmente la extracción plena del suelo como una intervención que permanentemente estabilice la torre.

Conclusiones.-

La ciudad de Pisa es una de las ciudades más turísticas de Europa y su atractivo se lo debe en gran parte a la existencia de la Torre Inclinada de Pisa.

De los estudios que se han realizado en torno a la inclinación de la Torre, el más acertado -de acuerdo a la comunidad científica- es el que indica cronológicamente que elementos han existido o se han desarrollado en el Cuadrado de la Plaza del Milagro. En un principio hubo un río y con el desarrollo de las ciudades y los cambios atmosféricos cambió su curso, pero su presencia se aprecia hoy en día por los estragos que causó en la debilitación del terreno. Inclusive, luego del río hubo muchas construcciones y demoliciones que seguían maltratando el suelo. Entonces, se cree que la inclinación de la torre se debe a las fallas de terreno por sus antecedentes históricos.

Las intervenciones que se realizaron en la torre fueron en muchos casos muy poco analizadas previo a su implantación, mucho dinero y tiempo se gastó en esos intentos.

Finalmente, la intervención exitosa consistió en remover la tierra del suelo de la parte más levantada de la Torre, este por su propio peso se asienta. La reducción de la inclinación con la implantación de este método no fue significativa en cantidad pero si considerable, ya que el centro de gravedad de la Torre se desplazó hacia el eje y las probabilidades de que se siga inclinando en los próximos años se reducen prácticamente a cero.

Es muy importante que un gobierno brinde atención a sus monumentos, en este caso así fue, el Gobierno de Italia siempre se manifestó en pro de conservar este importante legado de la cultura italiana. Este apoyo debe servir de ejemplo a otros países, como el nuestro, para que conserven sus patrimonios.


Bibliografía

Artículo de periódico de El Nacional de fecha 14 de junio de 2.001. "Después de once años reabre la torre de Pisa". Enciclopedia Multimedia Encarta 1.999.

http://torre.duomo.pisa.it/ © 1999 Coordination Committee for the Safeguard of the Tower of Pisa. © 1999 Cribecu S.N.S © 1999 Opera Primaziale Pisana. Webmaster: towerproject@cribecu.sns.it Idioma de la página: Inglés.

http://www.pbs.org/wgbh/nova/pisa/ NOVA Online is produced for PBS by the WGBH Science Unit. Idioma de la página: Inglés.

http://www.endex.com/gf/buildings/ltpisa/ltpisa.html The Unofficial English Language
LEANING TOWER of PISA WEBSITE. This site is maintained by Gary Feuerstein


Aportes suplementarios por Carlos A. Barberi R.

Luego de haber leído y estudiado el informe de la investigación realizada por Carlos López y Francisco Urea, se pudo llevar a cabo satisfactoriamente la exposición del mismo. Fueron de gran interés aspectos como el por qué de la inclinación de la torre y cómo, a través de la historia, se han venido tomando medidas para corregir esta inclinación o "estabilizar" a la torre.
Al investigar acerca de estos aspectos, a través de las páginas web sugeridas como referencia bibliográfica, se pudo conocer y presentar a los compañeros de clase aspectos muy interesantes acerca de la actualidad de La Torre de Pisa. Hoy en día La Torre es constantemente monitoreada de manera que se puedan tomar las medidas adecuadas ante cualquier evento que pueda afectar la estabilidad de este patrimonio arquitectónico de la humanidad.
La Torre de Pisa fue construida hacia al año 1173 como parte del Conjunto Catedralicio de la ciudad de Pisa, conformado por El Camposanto, El Baptisterio, La Catedral y El Campanario (La Torre). Este representa el principal atractivo artístico y turístico de la ciudad; el estilo románico empleado en su construcción y decoración hace de estas estructuras únicas e invaluables. De allí la importancia de mantenerlas y preservarlas a través del tiempo.
Anexo se incluye una presentación en donde se muestra cronológicamente las sucesivas intervenciones que se han llevado a fin de preservar La Torre de Pisa y otros aspectos relevantes para la comprensión de su actual situación.

<inizio

<indietro